ODS 3 – Meta 3.1 – Indicador 3.1.1

Tasa de mortalidad materna: Muertes maternas por cada 100.000 nacidos vivos.

Ficha metodológica

Meta: 3.1 De aquí a 2030, reducir la tasa mundial de mortalidad materna a menos de 70 por cada 100.000 nacidos vivos.

Indicador: 3.1.1 Tasa de mortalidad materna por cada 100.000 nacidos vivos.

Definiciones y conceptos:

La tasa de mortalidad materna (RMM) se define como el número de muertes maternas durante un período de tiempo determinado por cada 100.000 nacidos vivos durante el mismo período de tiempo. Representa el riesgo de muerte materna en relación con el número de nacidos vivos y básicamente captura el riesgo de muerte en un solo embarazo o en un solo nacimiento.

Muerte materna: La muerte de una mujer durante el embarazo o dentro de los 42 días posteriores a la interrupción del embarazo, independientemente de la duración y el lugar del embarazo, por cualquier causa relacionada o agravada por el embarazo o su manejo (por muerte obstétrica directa o indirecta), pero no por causas accidentales o incidentales.

Muerte relacionada con el embarazo: la muerte de una mujer durante el embarazo o dentro de los 42 días posteriores a la interrupción del embarazo, independientemente de la causa de la muerte.

Muerte materna tardía: Muerte de una mujer por causas obstétricas directas o indirectas, más de 42 días, pero menos de un año después de la interrupción del embarazo.

Fórmula de cálculo: Número de muertes maternas/ 100.000 nacidos vivos.

Unidad de medida: Tasa por cada 100.000 nacidos vivos.

Fuente: Base de datos oficial de Indicadores ODS desarrollada por la División de Estadísticas de NNUU (actualizada a diciembre de 2020).